LA NUEVA CRISIS ECONÓMICA Y EL EFECTO DEL GOLPE DE ARIETE

LA NUEVA CRISIS ECONÓMICA Y EL EFECTO DEL GOLPE DE ARIETE

El efecto del golpe de ariete es un conocido problema para toda instalación de fluidos conducidos por tuberías. La crisis provocada por el Covid-19 está significando un gran golpe de ariete para la economía a escala mundial. Seguro que nuestra querida audiencia de Ingenieros mecánicos entiende el símil y a lo que me refiero. El golpe de ariete se produce por razones físicas determinadas por la velocidad del fluido, su volumen, presión y tamaño de la tubería que lo contiene. Un incorrecto diseño de la instalación de tuberías, con un dimensionado inadecuado, sin protecciones de sobrepresión, o con una errónea ubicación de los elementos, culmina inevitablemente en algún momento con una falla en el sistema, generando una deficiencia en el funcionamiento, roturas de sus componentes, y definitivamente con la evacuación del fluido y por consiguiente, su perdida.

Profesionales técnicos, teóricos e investigadores de cientos de disciplinas entienden de los paralelismos que la física, la matemática, la propia naturaleza, se representa en los fenómenos sociales y económicos.

CUANDO UN SISTEMA DE BOMBEO SE APAGA SUBITAMENTE

Desde principios del mes de Febrero estamos sufriendo un “corte total” del sistema económico mundial. Los sistemas de bombeo han cortado el suministro eléctrico bruscamente. Las múltiples instalaciones de conducción de la economía, circuitos secundarios, han ido, uno tras otro, sufriendo golpes de ariete, con una oscilación de la masa contenida en sus circuitos que ha provocado la rotura de sus sistemas de control. Los transitorios hidráulicos no están calculados, y los daños y vías de evacuación del agua sorprenden con consecuencias demoledoras un día tras otro.

El golpe de ariete en España -uno de esos circuitos secundarios- no ha podido ser amortiguado por el sistema sanitario -antiariete principal-. No estaba adecuadamente dimensionado. Como en un mal cálculo de piping. El sistema productivo, el tejido industrial necesario para la fabricación de componentes y productos esenciales para la protección contra el golpe de ariete, prácticamente inexistente. Sin repuestos para una rápida reparación, sin juntas, gaskets, packing, sin nuevas válvulas. Sin mascarillas, sin respiradores, sin guantes.

LAS FUGAS

El circuito va pasando, poco a poco, a un estado de reposo. Sin flujo. Pero las roturas siguen existiendo. Hay fugas. En los circuitos secundarios, terciarios, el caudal es nulo, sin masa interior en movimiento. No hay consumo. La economía se para. Pero sigue habiendo un gasto enorme debido a la gran devastación del golpe de ariete. Esa agua que se nos escapa, que se fuga segundo a segundo.

El circuito de España, de Alemania, de Italia, de Francia, los cuales son de los que tienen mayor demanda, mayor masa y volumen económico son los que están sufriendo la mayor cantidad de fallas y pérdida de agua. Son circuitos principales de Europa. Otros, de menor tamaño, con transitorios hidráulicos mas controlables han sufrido daños menores. Sin embargo, el caudal tampoco les llega. Su dinero tampoco se mueve.

¿Estaban por tanto peor calculados los circuitos de los “países pequeños” que los de los grandes, con tuberías demasiado pequeñas o sin sistemas de protección? ¿o simplemente es una cuestión de mecánica de fluidos, en donde la tubería pequeña tiene una capacidad de absorción mayor que una grande, y sus protecciones también son menos costosas?

EL GRAN CIRCUITO EN COLAPSO TOTAL

Sin embargo, como todos los teóricos e investigadores saben, una premisa siempre se cumple para cualquier efecto: todo tiene una causalidad. Es decir, todo tiene un origen, una causa que provoca el origen de un problema. ¿Y dónde buscamos ese origen? Los científicos se basan en hipótesis. Como todo método científico. Podemos buscar en lo más grande para ir bajando de niveles y aplicar un ajuste fino, posteriormente.

Un circuito principal es el generador de mayor flujo, de mayor consumo comparado con el resto de circuitos secundarios. La economía mundial está liderada y abastecida por un gran circuito principal. Efectivamente, Estados Unidos. Y el golpe de ariete le está “martilleando” fuertemente. Un golpe de ariete que provoca un vaivén de transitorios hidráulicos que afectan con la misma virulencia, o mayor a los circuitos secundarios. No es el primer golpe de ariete que sufre. Ni el segundo. Está constantemente siendo golpeado. Sin embargo existe una gran diferencia con respecto a los “pequeños” circuitos secundarios. Asumen las fugas. Asumen las roturas. En lugar de modificar el circuito se hacen pequeñas reparaciones, parches. ¿Y cómo se consigue mantener el flujo más o menos constante? Fácil. Sigo metiendo agua al circuito, sea como sea. La máquina de la moneda a pleno rendimiento. Mientras el resto de circuitos tiene un sistema de regulación tan cerrado e impermeable que no lo hacen. Y esperan que por transferencia, por complicados procesos de convección transforme aquellos dólares en aguas propias sin haber tenido que poner a funcionar maquinaria.

ALMACENES LLENOS

Y ahora viene el “fine tune” de la hipótesis. Un circuito principal que no soporta mecánicamente un golpe de ariete no es válido. Un circuito principal que sobrevive, y por ende hace sobrevivir al resto de sus circuitos secundarios, simplemente por inyección de flujo sin optimizar su técnica de mantenimiento, no es reusable. Cada vez que Estados Unidos a recibido un golpe de ariete lo ha resuelto metiendo más agua a un circuito roto. Actualmente el déficit del país es de 24 Billones de dólares. El 110% de su PIB. El déficit total de todos los países europeos -circuitos secundarios- es de 13 Billones, el 80% del PIB.

Ahora el circuito principal tiene los tanques de llenos de productos -hidrocarburos, barriles de petróleo- que no puede hacer circular y que anteriormente eran su aval para garantizar la inyección de agua en el sistema principal. ¿Podrá su habitual “remiendo” sostener con garantías a corto plazo el flujo en el circuito principal, y en los secundarios?

Por el momento, otro de los circuitos principales, uno que parece ser ha tenido medidas de protección contra golpes de ariete, llamase China, aparentemente no ha sufrido fugas, colapsos, y sus daños han tenido un procedimiento de mantenimiento más eficaz. El pasado mes de Febrero el gobierno Chino abrió las puertas a que inversores extranjeros tuvieran más del 51% de la propiedad de las compañías (prohibido anteriormente, en dónde el estado siempre era propietario de al menos el 51%). Y las tres mayores fortunas de Estados Unidos están trasladando grandes cantidades de capital e inversión a un nuevo circuito principal. ¿será la hipótesis científica válida para ellos y querrán tomar el control, con un nuevo orden de los circuitos principal y secundarios, debido a que el antiguo circuito principal ya no va a poder soportar más golpes de ariete debido a su fatal estado de salud?

En los últimos días se ha publicado ya la noticia de que el Banco Popular de China, está preparando el lanzamiento de su criptomoneda. Agua fácil y limpia.

Deja una respuesta